miércoles, 2 de febrero de 2011

FIESTA DE LA CANDELARIA EN BELÉN DE ESCOBAR

LA COMUNIDAD DIOCESANA DE ZÁRATE-CAMPANA CELEBRA HOY LA FIESTA DE LA CANDELARIA (“PRESENTACIÓN DEL SEÑOR”) CON SENTIDO ILUMINADOR DESDE LA FE Y SOCIAL, EN EL AMOR Y LA PAZ

BELÉN DE ESCOBAR (iglesia co-catedral de la diócesis de Zárate-Campana)

Las candelas encendidas, símbolo de la Luz de las Naciones en el Templo de Jerusalén, tal como lo vio el anciano Simeón
La imagen de Nuestra Señora de los Buenos Aires (que en realidad es una imagen de la Virgen de la Candelaria)

Ya se ha hecho tradicional en Belén de Escobar la celebración –presidida por el Sr. Obispo- de la Candelaria (“Presentación del Señor”) en la festividad eclesial que recuerda la presentación del Niño Jesús al Templo (“Luz de las Naciones, gloria de su Pueblo, Israel”, como lo llamó el anciano Simeón), con las candelas encendidas, que representan las Luminarias del Templo, así como, principalmente, la luz de la fe y del amor, luz que disipa todas las tinieblas que pueden anidar en el corazón humano.
En este día, más allá de las simbólicas candelas o velas encendidas, aun siendo éstas un signo elocuente, la diócesis de Zárate-Campana (y Escobar) pide a las familias católicas ofrecer al Niño Dios las buenas obras, pues el Día de la Candelaria implica el momento en que la Ssma. Virgen María, llevando en brazos a Jesús, se presentó ante el templo de Dios, llevando algunas velas y una paloma, obteniendo su purificación conforme a la Ley de Moisés, tras 40 días de dar a luz al Niño Dios. Es por esto que el Obispo Mons. Oscar Sarlinga ha solicitado que en todas las parroquias se haga una ofrenda especial para Caritas y se tome el compromiso de colaborar cada día más y mejor con la obra educativa de los colegios del Obispado (y de las congregaciones religiosas) para que ofrezcan un servicio en favor de los más necesitados.

PRESENTACIÓN DE JESÚS EN EL TEMPLO, DE FRA' ANGELICO
Templo de iglesia co-catedral del Señor
En este día, en la iglesia co-catedral de la Natividad se llevará la imagen del Niño Jesús ante la imagen de la Ssma. Virgen en su advocación de Nuestra Señora de los Buenos Aires (que es una imagen de la Candelaria) la cual se halla entronizada en la capilla lateral que lleva su nombre, en el lugar donde se hallan enterrados los restos de quien fuera la fundadora de Escobar (Eugenia Tapia de Cruz)  en una celebración a la cual se ha invitado a los miembros de la vida consagrada (religiosos, religiosas y equiparados, así como las vírgenes consagradas de la diócesis). Dentro de la ceremonia, el Sr. Obispo tomará la consagración en la vida virginal (esto es, como virgen consagrada) de una miembro de la comunidad parroquial de Belén de Escobar (y de Campana), la Srta. Teresa Ferlaino, quien se convertirá en la novena “virgen consagrada” presente en la circunscripción diocesana.
Para la Diócesis, la tradición del Día de la Candelaria va acompañada por el sentido de religiosidad popular que se ha acrecentado en los últimos años, y en especial luego de la entronización de la insigne imagen de Nuestra Señora de los Buenos Aires, para lo cual el Obispado ha restaurado por completo la capilla lateral del templo que ahora la alberga.
De este modo, la iglesia católica precisa que en Belén de Escobar  la celebración de la Candelaria cobra un tinte muy particular, pues empeña a las familias desde la colocación del “Nacimiento”, previo a la Navidad, y la colocación de la figura del Niño Dios, haciéndose “buenos hermanos”  los integrantes de la misma, quienes acuerdan presentar al Niño ante la iglesia, el 2 de febrero. No olvidemos que el tempo co-catedralicio se encuentra dedicado, precisamente, a “la Natividad del Señor”, esto es, al misterio de Navidad.
En el más estricto sentido religioso, la fiesta de la Candelaria se remonta a una tradición judía que obligaba a la mujer permanecer en cuarentena después del parto, debiendo acudir ante el templo al final de 40 días para sacrificar un animal y con su sangre se rociaba a una paloma, la cual se dejaba volar libremente, acto que significaba que la mujer quedaba purificada por la sangre que había derramado durante el parto.
Y en el caso de la la Ssma. Virgen María, quien tuvo un parto virginal, cumple por humildad con la Ley y a los cuarenta días se presentó al templo. Este rito era purificatorio y se destacaba por llevar velas. El mundo cristiano trató de hacer procesiones con velas y como candela –en latín significa vela– se le empezó a llamar la fiesta de la Candelaria.
Como hemos dicho, también se celebra en la Candelaria el “Día de la Vida Consagrada”. En efecto,
la iglesia católica también celebra este dos de febrero, el “Día de la Vida Consagrada”, es decir, las jóvenes que deciden dedicar su vida a Dios y a predicar el Evangelio, olvidándose de las comodidades de la vida mundana y dedicándose en todo a la obra eclesial.
En la diócesis de Zárate-Campana son numerosas las comunidades de religiosas (algunas de las cuales se han establecido en los últimos tres años, tales como las hermanas del Niño Jesús (en Presidente Derqui, dedicadas a la promoción humana integral; las Hnas. del Instituto “Mater Dei” (en Ing. Maschwitz, dedicadas a la catequesis y a la Liturgia) y las Hnas. de la Caridad de Jesús (excongregación de las Hnas. de la caridad de Miyazaki, de origen japonés) dedicadas a las familias, a través de los niños, y en especial de los más pobres y necesitados).
Puede verse el panorama de la vida consagrada en la diócesis de Zárate-Campana (partidos civiles de Escobar, Campana, Zárate, Baradero, Pilar, Exaltación de la Cruz y San Antonio de Areco) en la página oficial del Obispado (www.obispadozaratecampana.org) y en especial en el blog allí incluido, a saber: http://vidaconsagradazc.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada