domingo, 14 de julio de 2013

El Papa Francisco vuelve a alentarnos a ser "SIGNO DE ESPERANZA Y DE PAZ".

Y quien les habla, como obispo y pastor de esta comunidad diocesana, les cuento lo que creo, pero que también es una experiencia de vida: la esperanza -cuando no se trata de una mera "expectativa" humana- nunca nos deja defraudados; ya nos lo enseñó San Pablo. Somos "salvados en esperanza" ("spe salvi").
Es así, hermanos y hermanas, en este bendecido domingo -en que en la diócesis adelantamos la solemnidad de Nuestra Señora del Carmen, en Zárate- pongámonos estre propósito, cada día "volver a empezar". La esperanza hace que a cada instante reflorezca el gozo, la alegría profunda en nuestros corazones, en nuestras familias y comunidades, en un mundo cansado de sus caminos de materialismo y de anti-amor. "Volver empezar" en Cristo, y con la categoría existencial del "encuentro", o "reencuentro" con los hermanos y hermanas.
 Mons Oscar D. Sarlinga

En base a http://www.news.va/it/news/papa-francesco-a-castel-gandolfo-siate-segno-di-sp

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada